Blog

  /  Blog

Todos formamos parte de algún mundo de ensueño, sólo que creemos tan fervientemente que lo que nos rodea es tan real que no nos damos cuenta que nuestra realidad es únicamente un sueño soñado dentro de los párpados cerrados de

Capítulo 4 El Dios Perro se levantó sin sentir que respiraba, sin saber siquiera de que lado del cielo salía el sol. Sólo para continuar, sólo para darse cuenta que esa trinchera era el fin del mundo. Entonces obligó sus ojos a que

Capítulo 3 “Dios sólo existe en los ojos de los perros, y los perros en su sumisión pueden llegar a construir ciudades y templos, altares e ídolos para este Dios Perro. Pueden morderse unos a otros hasta matarse por este Dios. Yo