Rabat, sede de la Torre Mohammed VI

SM el Rey preside la ceremonia de lanzamiento oficial de las obras de construcción de la “Torre Mohammed VI”, símbolo del desarrollo económico del valle de Bouregreg

Salé, Marruecos – SM el Rey Mohammed VI presidió en la orilla derecha de Bouregreg (prefectura de Salé), la ceremonia de lanzamiento oficial de las obras de construcción de la “Torre Mohammed VI”, que simboliza la emergencia y el resplandor de las dos ciudades gemelas Rabat-Salé, a través de sus componentes económicos y arquitectónicos, así como de su lugar de envergadura continental.
Con este motivo, el presidente director general del BMCE, Othman Benjelloun, pronunció ante el Soberano una alocución en la que expresó el deseo de que Su Majestad el Rey “conceda Su Bendición Real a esta Torre bautizándola con Su Augusto Nombre”.
Benjelloun también señaló que se realizaron estudios preliminares multidimensionales (geológicos, técnicos, arquitectónicos y ambientales) desde el 9 de marzo de 2016, fecha en la que SM el Rey colocó la primera piedra de este proyecto.
Este período fue “también una oportunidad para fortalecer el Consorcio de Empresas” encargado de realizar este proyecto, invitando a una de las empresas constructoras más importantes del mundo, la belga BESIX, a unirse al líder chino CRCCI y a la empresa marroquí TGCC.
De una altura de 250 metros (55 pisos), la futura Torre será construida por el Grupo Banco Marroquí de Comercio Exterior (BMCE-Bank), con un presupuesto provisional de unos 4 mil millones de dírhams.
Por su parte, Johan Beerlandt, presidente del Consejo de Administración de BESIX, destacó la experiencia internacional del grupo belga en este ámbito, especialmente la construcción de Burj Khalifa en Dubái, la torre más alta del mundo.
Esta torre integrará en su diseño las mejores prácticas de eco-construcción, así como las nuevas tecnologías (filtros solares, paneles fotovoltaicos, ventilación natural) que permitirán una mayor eficiencia energética, en línea con los compromisos de Marruecos en favor del desarrollo sostenible.
La futura torre, de 55 pisos, albergará un componente de ”oficinas”, una parte residencial y un hotel. Los cuatro últimos pisos acogerán un observatorio.
Esta multifuncionalidad hará del proyecto una inversión prometedora, una palanca de éxito para su entorno y una fuente de confort y ergonomía para sus residentes. Benjelloun presentó a SM el Rey un modelo en miniatura de la futura Torre.
Asimismo, se inscribe en el marco de los objetivos del proyecto de ordenación del valle de Bouregreg, uno de los principales componentes del programa de desarrollo integrado de la ciudad de Rabat “Rabat Ciudad de las Luces, Capital Marroquí de la Cultura”, que prevé también la realización de grandes proyectos urbanos como el Gran Teatro de Rabat, la Casa de Artes y Cultura y la Biblioteca de los Archivos Nacionales del Reino de Marruecos.

Información: MAP

 

 

Post a Comment