LA PERRA

Capítulo 2

La noche es una esfera que no cabe en la palma de la mano.

Una esfera rellena de agua, dulce como miel.

La noche es un niño ciego que deambula por las calles de un sueño

sueño que se rompe sin saber por qué.

Así es tu amor:

Un león que desgarra las paredes del alma;

el ángel que mira como se deshojan sus alas.

Un minotauro que ha encontrado la salida del laberinto;

el Ícaro que mira a su padre al caer.

Después despierto y no queda nada.

La misma sangre sobre mis dedos

y el hielo de un recuerdo que no alcanzo a entender.

Entonces vuelvo a ser yo mismo y me olvido de tí, mamá.

Post a Comment