Literatura imposible 15

Vigilia

 

La iglesia era tan pobre que el altar era sólo un dibujo en la pared. A los lados San Pedro y San Pablo parecían enfrascados en una discusión sin fin. Al centro, la Vírgen  esperando al marido que no vuelve para enseñarle un niño que no deja de sonreir… Es la Vírgen del abandono.

Más arriba, Jesucristo llora en silencio su corazón expuesto, hasta que una lágrima escapa de su ojo y rueda convertida en grieta, grieta que cuartea el improvisado lienzo y separa en dos mitades la pared. Cae la iglesia, termina la vigilia…

Afuera un mendigo mira en silencio a los socorristas, oculta bajo el saco raído su corazón expuesto y se aleja lentamente seguido por todos los perros de la ciudad…

 

Post a Comment