Nostalgias 6

Se rompe la soledad y quedan en su lugar
las risas de los niños
y los aplausos
las noches llenas de luces
los patios sin barrer
y las ventanas.

Hoy decido quedarme un rato más con los quinqués, el disgusto permanente de la licuadora, la nerviosa esquizofrenia del teléfono y pequeños, realmente pequeños pedacitos de tí…

Llama la muerte con voz de ceniza
Ceniza de muerte con voz de llama

Con voz de llama me llama
con voz de ceniza

Con sus llamas me vuelve ceniza
como si fuera papel

Dicen que el fuego destruye todo, sin embargo, tiempo después de quemar los bosques y los campos, estos renacen. Si es así, tal vez no sea tan malo tragar fuego y escupirlo luego por los poros.
Después de todo, es probable que no logremos apagar el sol, pero eso sí: un un día cualquiera podremos comerlo en pequeños trozos, e iluminar cuando menos nuestra entrañas al desmayar el día.

Post a Comment