Por un Marruecos más dinámico: Rey Mohammed VI

Marruecos es un país que se construye todos los días. Es por eso que las decisiones políticas para su desarrollo deben ser bien definidas y establecidas. Este lunes, Su Majestad el Rey Mohammed VI presidió, en el Palacio Real de Rabat, un Consejo de Ministros, donde dejó en claro cuáles son las cuestiones prioritarias en los ámbitos económicos y sociales. El portavoz del Palacio Real, Abdelhak Lamrini, señaló que el monarca marroquí urgió a una mayor movilización, patriotismo y confianza entre los distintos actores para garantizar una interacción continua con las reivindicaciones y necesidades de los ciudadanos, o incluso la anticipación de estas demandas y necesidades proporcionando las respuestas locales y eficaces.

Al inicio de este consejo, y en aplicación de las altas orientaciones reales que Su Majestad el Rey no deja de subrayar sobre el carácter estratégico de la “desconcentración administrativa”, este proyecto necesario y urgente tiene como prioridades la regionalización avanzada, promover el desarrollo económico y social, fomentar la inversión, la creación de empleo y mejorar la calidad de los servicios sociales. Ante ello, el Jefe de Gobierno y el Ministro del Interior presentaron a Su Majestad el Rey una ponencia sobre las orientaciones generales de la política del Estado en materia de desconcentración administrativa.

Esta política define los principios y las nuevas normas que deben regir las relaciones entre los diferentes componentes de la administración central y descentralizada, con el fin de garantizar una gestión eficaz y la coherencia entre las políticas públicas a nivel territorial.

El Rey Mohammed VI. AFP PHOTO FADEL SENNA

Cuatro ejes principales

Con este fin, la política del Estado en el ámbito de la desconcentración se basa en cuatro ejes principales:

– Primero: Hacer de la región un soporte territorial adecuado para esta política y del Wali de la región el representante de la autoridad central a nivel regional para impulsar la acción de los servicios territoriales de los departamentos ministeriales, garantizar la coordinación, la complementariedad, el seguimiento y la aplicación de los proyectos públicos previstos a nivel regional.

– Segundo: Promover los servicios descentralizados como interlocutor esencial a nivel regional, dotando a sus representantes en la región del poder de decisión necesario.

– Tercero: Apoyar la regionalización avanzada con una serie de medidas destinadas a apoyar a las colectividades territoriales y a reforzar sus capacidades en el marco de la asociación y la contractualización con los distintos actores regionales, así como a supervisar la ejecución de los proyectos estructurales a nivel regional.

– Cuarto: Consagrar las reglas de la buena gobernanza en la conducción del proceso de desconcentración administrativa mediante el establecimiento de planes de referencia en términos de determinación de las competencias y los medios que serán transferidos a los servicios descentralizados de los sectores ministeriales y los compromisos resultantes, así como el establecimiento de mecanismos de dirección, coordinación, seguimiento y evaluación de la ejecución de este proyecto estructurador.

En este contexto, Su Majestad el Rey llamó a adoptar cuanto antes las medidas necesarias para transferir una primera parte de las prerrogativas y medios del Centro hacia los servicios descentralizados y trascender las reservas injustificadas de algunas administraciones centrales a este respecto.

Habida cuenta de la importancia estratégica del sector de la educación y de la formación para las generaciones futuras. Asimismo, derivado de la concreción del interés de Su Majestad el Rey, que concede a la reforma de este sector vital un firme apego a garantizar las condiciones adecuadas para su éxito, el Consejo de Ministros aprobó el proyecto de ley marco relativo al sistema de educación, formación e investigación científica.

Este proyecto se inscribe en el marco de las altas orientaciones reales, cuyo objetivo es la adopción de una reforma verdadera e irreversible del sistema educativo nacional, así como el llamamiento renovado del Soberano a la apropiación de esta reforma y el apoyo colectivo y serio a su aplicación.

Este proyecto fija los principios y objetivos que instituyen el sistema de educación, formación e investigación científica, cuyo objetivo es garantizar la sinergia entre sus diversos componentes para que puedan cumplir sus misiones, a saber, garantizar una enseñanza de calidad, basada en la equidad y la igualdad de oportunidades.

Los principales pilares de este proyecto son:

Acceso a la educación

La instauración del principio de una nueva escuela abierta a todos, capaz de ser palanca para elevar la calidad del capital humano, esto, a través de la integración gradual de la educación preescolar dentro de la educación primaria, para los niños de 4 a 6 años. Una vez completada la generalización, se integrará la categoría de niños a partir de los 3 años, además de la generalización de la educación obligatoria para todos los niños hasta los 16 años en lugar de 15 años anteriormente. También se trata de establecer mecanismos que garanticen el acceso de todos a la educación, poner fin al abandono escolar y garantizar la continuidad del aprendizaje con miras a erradicar el analfabetismo.

Pensamiento crítico y creatividad

Garantizar una educación de calidad para todo: mediante el establecimiento de un nuevo modelo educativo capaz de desarrollar las capacidades del alumno, incitándole al pensamiento crítico y a la creatividad, estando apegado a los símbolos nacionales y orgulloso de ellos. Se trata también de la educación a la ciudadanía, los valores universales y el espíritu de iniciativa, así como la adopción de una arquitectura lingüística basada en el pluralismo y la alternancia lingüística para preparar a los estudiantes a dominar las lenguas extranjeras en una edad temprana. La enseñanza de determinadas asignaturas, en particular las asignaturas científicas y técnicas en las lenguas extranjeras más comunes, además de tender puentes entre la educación general y la formación profesional, adoptando una orientación precoz a partir del ciclo secundario.

Gobernanza ágil y eficiente

Adoptar un nuevo modelo de gobernanza basado en la contractualización, la responsabilidad, la simplificación de los procedimientos, el profesionalismo, la promoción de los recursos humanos en la educación y la integración de las nuevas tecnologías de la comunicación en la gestión de todos los componentes del sistema educativo.

Promover la solidaridad nacional

– Adoptar un sistema de financiación del sistema de educación, formación e investigación científica basado en los principios de solidaridad nacional y de contribución de los distintos interlocutores a esta operación, garantizando al mismo tiempo la enseñanza obligatoria para todos.

Evaluación de procesos

– Establecer mecanismos de evaluación y seguimiento para corregir las disfunciones y garantizar un apoyo continuo a la aplicación de la reforma.

Para garantizar las condiciones de éxito para esta reforma, el proyecto de ley marco prevé la creación de un mecanismo institucional de seguimiento de su aplicación, a la luz de la visión estratégica 2015-2030, fruto de un consenso nacional y de un amplio diálogo en el que participaron los distintos interlocutores y partes interesadas.

En esta óptica, Su Majestad el Rey subrayó la necesidad de acelerar la aprobación de este proyecto de ley y de movilizarse colectivamente para garantizar su mejor aplicación.

Servicio militar obligatorio

Posteriormente, el Consejo de Ministros aprobó un proyecto de ley sobre el servicio militar. Elaborado en aplicación de las altas instrucciones reales, este proyecto establece el principio del servicio militar obligatorio fijado en 12 meses para los ciudadanos de 19 a 25 años. El texto determina los casos de exención del servicio militar y las medidas resultantes del cese del motivo de exención hasta la edad de 40 años. El proyecto de ley también establece los deberes de los reclutas durante el servicio militar y los derechos y garantías que se les otorgan al igual que los elementos de las Fuerzas Armadas Reales.

El objetivo de la aplicación del servicio militar es inculcar el espíritu de ciudadanía en los jóvenes como parte de una correlación entre los derechos y los deberes de la ciudadanía. También abre el camino a su integración en la vida profesional y social, especialmente para quienes demuestran aptitudes y sentido de la ciudadanía y de la disciplina, en particular en lo que respecta a su integración en las diversas fuerzas militares y de seguridad.

Nuevos embajadores del Reino

Por otra parte, conforme al Artículo 49 de la Constitución y a propuesta del Jefe de Gobierno e iniciativa del Ministro del Interior, Su Majestad el Rey nombró a varios walis y gobernadores en la administración central y territorial. Asimismo, por conducto del Jefe de Gobierno y ante la propuesta del Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional, SM el Rey nombró a varios embajadores. Se trata de:

Youssef  El Amrani, Embajador de Su Majestad el Rey en Sudáfrica,

Zouhour Alaoui, Embajadora de Su Majestad el Rey en Alemania,

Hassan Abu Ayoub, Embajador de Su Majestad el Rey en Rumania,

Rajaa Naji Mekkaoui, Embajadora de Su Majestad el Rey ante el Vaticano,

Samir Dhar, Representante Permanente de Marruecos ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO),

Mohamed Ali Lazrak, Embajador de Su Majestad el Rey en Turquía,

Mohamed Setri, Embajador de Su Majestad el Rey en Qatar,

Khalid Naciri, Embajador de Su Majestad el Rey en Jordania,

Youssef Balla, Embajador de Su Majestad el Rey en Italia,

Lotfi Bouchaara, Embajador de Su Majestad el Rey en Rusia,

Azzedine Farhane, Embajador de Su Majestad el Rey en Austria,

Yassir Fares, Embajador de Su Majestad el Rey en Argentina,

Amin Chaoudri, Embajador de Su Majestad el Rey en Perú,

Jamal Chouaibi, Embajador de Su Majestad el Rey en Vietnam.

A propuesta del Jefe de Gobierno y por iniciativa del Ministro de Educación Nacional, Formación Profesional, Enseñanza Superior e Investigación Científica, Su Majestad el Rey nombró a Loubna Tricha, como directora de la Oficina de Formación Profesional y Promoción del Trabajo (OFPPT).

A iniciativa del ministro de Energía, Minas y Desarrollo Sostenible, SM el Rey nombró a Abdellatif  Bardach, director de la Autoridad Nacional de Regulación de la Electricidad.

Convenios internacionales

En el marco de la consolidación de la credibilidad, la posición y las relaciones del Reino con sus diversos socios a niveles bilateral, regional e internacional, Su Majestad el Rey aprobó 14 convenios internacionales respaldados por leyes, dos de los cuales son de carácter multilateral y se refieren, respectivamente, a los documentos de la Unión Postal Universal aprobados en el 25º Congreso de la Unión y a la prohibición de la importación en África de desechos peligrosos y al control y la gestión de los movimientos transfronterizos.

Los doce convenios bilaterales se refieren al fortalecimiento de las relaciones con una serie de países hermanos y amigos, en particular en África, en diversos ámbitos, como la cooperación en el fomento y la protección mutua de las inversiones, la energía, la logística, los servicios aéreos, el transporte internacional por carretera, la agricultura y la ganadería, la pesca marítima y la acuicultura, la seguridad y la lucha contra la criminalidad, la formación profesional en agricultura y la supervisión técnica, así como evitar la doble imposición en el ámbito de los impuestos sobre la renta.

Texto enviado a Siempre! por la Embajada de Marruecos en México
Fotos: AFP y Pixabay.

Post a Comment